Acaba con tus migrañas con la Osteopatía

Un ataque de migrañas puede imposibilitar por completo nuestra rutina. Según los datos de la Sociedad Española de Neurología, más de cinco millones de personas las sufren y 1,5 millones de españoles las tienen de forma crónica. La osteopatía ataca el origen de este dolor para acabar con él, y resulta una terapia muy efectiva en migrañas y cefaleas.

La migraña puede desencadenarse por  determinadas luces muy brillantes, cambios hormonales y hasta incluso, olores. Si bien es cierto que el factor genético es importante en esta afección, no siempre es la causa. También puede deberse a la mala postura o el estrés, entre otros factores.

La osteopatía busca qué desequilibrio en nuestro organismo está provocando la migraña y para eso, lleva a cabo terapias que trabajan la tensión en los músculos y la corrección de articulaciones. Mediante la osteopatía craneal biodinámica, un procedimiento integral holístico, el osteópata trabajará desde la base del cuello hasta el cráneo para aliviar estos dolores. A partir del movimiento adecuado de las manos, el profesional se centra en el movimiento inherente del cuerpo para reducir la tensión de los tejidos, vasos sanguíneos, músculos y vertebras. Esta terapia es particularmente efectiva en los casos de cefaleas.

La osteopatía craneal no solo alivia estos dolores, sino que los previene. A través de la corrección de la postura, evitamos que la migraña se produzca con tanta frecuencia.

Diferencias entre cefaleas y migrañas

Cefalea tensional

Este es uno de los tipos de dolor de cabeza más frecuentes. Con una intensidad leve o moderada, aquel que la sufre siente una presión constante alrededor del cráneo, tanto en los laterales como en la parte trasera y la frente. Pueden ser tanto ocasionales como crónicos.

Migrañas

Las migrañas suelen asociarse a una sensibilidad muy fuerte a la luz y el sonido, así como náuseas y vómitos. Las personas que padecen esta afección notan un dolor punzante en la cabeza a ritmo de latidos. La intensidad de dolor es bastante alta, dificultando el día a día. Se compone de diferentes etapas, aunque no todos los pacientes experimentan todas.

En primer lugar, el pródromo. Este son pequeños cambios en nuestro organismos que nos advierten de una migraña en los próximos días. Estos síntomas van desde los cambios de ánimo, hasta el estreñimiento o tener más sed de lo habitual. Tras esta etapa viene el aura, algunos la notan antes o en el propio ataque de migrañas. Dura de 20 minutos a una hora y se presenta en efectos en la vista como pérdida de visión o destellos de luz.

El propio ataque puede llegar a durar hasta 72 horas y el dolor suele presentarse solo de un lado. Después del ataque, hay un período de un día de agotamiento y cansancio que denominamos el postdromo.

 

 

By |2021-02-17T10:58:41+00:00febrero 16th, 2021|Tratamientos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

cinco × 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir el chat
Chatea con Carlos Esteban Osteópata