El verano está llegando y con el calor, una época maravillosa para estar activo y disfrutar del aire libre y la naturaleza. Sin embargo, es común que algunas personas experimenten dolor de piernas al acostarse, especialmente después de un día activo.

Hoy vamos a hablar de las causas más comunes de este dolor y cómo la osteopatía puede ayudarte a sentirte mejor.

 

¿Por qué aumenta el dolor de piernas en verano?

Sobrecarga Muscular

En verano, solemos movernos más: caminamos, hacemos deporte, nadamos. Esto puede cansar y sobrecargar los músculos, causando dolor al final del día.

Deshidratación

El calor hace que sudemos más y perdamos líquidos. Si no bebemos suficiente agua, nuestros músculos pueden sufrir calambres y dolor.

Problemas de Circulación

El calor dilata los vasos sanguíneos, lo que puede dificultar que la sangre vuelva al corazón. Esto puede causar pesadez y dolor en las piernas.

Calzado Inadecuado

Usar sandalias, chanclas o andar descalzo es común en verano, pero estos tipos de calzado no siempre proporcionan el soporte adecuado, causando molestias en las piernas.

 

Soluciones a través de la osteopatía

Manipulación

Las técnicas de manipulación pueden ayudar a mejorar la movilidad articular, reducir la tensión muscular y mejorar la circulación sanguínea. Un osteópata puede realizar manipulaciones específicas en las articulaciones y en la fascia de las piernas y la columna lumbar para aliviar la presión y mejorar la función.

Corrección Postural

El osteópata puede evaluar y corregir problemas posturales que podrían estar contribuyendo al dolor de piernas. La postura incorrecta puede poner tensión adicional en los músculos y articulaciones, lo que puede causar dolor y malestar. Mediante ejercicios y ajustes posturales, se puede mejorar la alineación y reducir el dolor.

Además de los tratamientos manuales, en el Centro de Osteopatía Avanzada te daremos consejos personalizados sobre ejercicios, estiramientos y hábitos diarios que pueden ayudar a prevenir el dolor de piernas.

Algunos consejos para evitar el dolor de piernas:

1. Mantente hidratado: Bebe suficiente agua durante todo el día, especialmente si estás activo o hace mucho calor.

2. Estira tus musculos: Realiza estiramientos suaves antes y después de cualquier actividad física.

3. Descansa con las Piernas Elevadas: Si sientes dolor o pesadez, descansa con las piernas elevadas unos minutos para mejorar la circulación.

4. Elige el Calzado Adecuado: Usa zapatos que ofrezcan buen soporte y amortiguación, especialmente si vas a caminar mucho.

Conclusión

El dolor de piernas al acostarse durante el verano es un problema común que puede ser causado por varios factores, desde el aumento de la actividad física hasta la deshidratación y el uso de calzado inadecuado. La osteopatía ofrece soluciones efectivas a través de técnicas de manipulación, terapia de tejidos blandos, liberación miofascial y corrección postural. Siguiendo estos enfoques, puedes aliviar este malestar y disfrutar plenamente de la temporada estival. Si el dolor persiste, no dudes en buscar la ayuda de un osteópata para recibir el tratamiento adecuado.

 

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?