La fibromialgia es una »enfermedad» que afecta a millones de personas en todo el mundo, concretamente alrededor del 2-8% de la población mundial, con una mayor incidencia en personas de mediana edad y sobretodo en la zona de España.

Afecta principalmente a las mujeres, pero también puede afectar a hombres y niños. Se piensa que puede venir de diferentes cosas, como el estrés, problemas para dormir, y a veces, lesiones o enfermedades anteriores.

Cuando alguien tiene fibromialgia, puede ser difícil hacer las cosas cotidianas. El dolor y el cansancio pueden hacer que sea difícil trabajar, socializar o hacer tareas en casa. También puede afectar cómo se sienten emocionalmente, causando estrés, ansiedad o tristeza. Por lo que acaba afectando gravemente a las personas que la padecen.

En este artículo, profundizaremos en qué es la fibromialgia, sus síntomas, las posibles causas, el tratamiento convencional y cómo un osteópata puede desempeñar un papel crucial en el manejo de esta condición.

 

¿Qué es la Fibromialgia?

La fibromialgia es una »enfermedad» caracterizada por dolor generalizado, fatiga y sensibilidad aumentada en ciertos puntos del cuerpo. A pesar de ser una enfermedad  debilitante e incapacitante, no existen hallazgos específicos en pruebas de laboratorio o imágenes médicas que puedan diagnosticarla. El diagnóstico se basa en la evaluación clínica y la presencia de dolor persistente durante al menos tres meses.

 

Síntomas de la Fibromialgia:

La fibromialgia presenta una variedad de síntomas que pueden variar de persona a persona, pero los más comunes incluyen:

  • Dolor generalizado en músculos y articulaciones.
  • Fatiga extrema y agotamiento constante.
  • Problemas para conciliar el sueño o mantener un sueño reparador.
  • Rigidez matutina y dificultades para moverse al despertar.
  • Dificultades cognitivas, conocidas como «niebla cerebral», que afectan la concentración y la memoria.
  • Dolores de cabeza crónicos.
  • Sensación de hormigueo en manos y pies.
  • Problemas gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable (SII).
  • Sensibilidad a los cambios climáticos y al estrés emocional.

 

Síntomas Iniciales de la Fibromialgia:

Los síntomas iniciales pueden variar de persona a persona, pero a menudo incluyen dolor muscular y fatiga inexplicables que persisten durante semanas o meses. Es importante buscar atención médica si experimentas estos síntomas para un diagnóstico temprano.

 

Causas de la Fibromialgia:

La causa exacta aún no se comprende por completo, pero se cree que involucra una interacción compleja de factores genéticos, desencadenantes ambientales y anormalidades en el procesamiento del dolor en el cerebro y el sistema nervioso central. Algunos desencadenantes comunes incluyen infecciones, traumas físicos, estrés emocional y cambios hormonales

Tras mis 21 años de experiencia clínica, puedo indicaros que en la mayoria de los casos las causas de la fibromialgia están relacionadas con emociones negativas. El estrés, la frustración, la ansiedad y la tristeza pueden empeorar los síntomas y hacer que sea más difícil lidiar con la enfermedad. Por eso, es importante cuidar tanto del cuerpo como de la mente y aprender a expresar nuestras emociones.

 

Tratamiento de la Fibromialgia:

El tratamiento de la fibromialgia se enfoca en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Esto puede incluir:

  • Medicamentos para el dolor y la gestión del sueño.
  • Terapia física y ocupacional para mejorar la movilidad y la función.
  • Ejercicio suave y regular, como yoga o natación, para mantener la flexibilidad y reducir la rigidez.
  • Terapia cognitivo-conductual para abordar aspectos emocionales.
  • Estrategias de manejo del estrés, como la meditación y la relajación.

 

Es importante abordar la fibromialgia de manera integral, teniendo en cuenta tanto los aspectos físicos como emocionales, por lo que también se aplicará tanto la osteopatía estructural, fascial, craneal y emocional. La osteopatía es una terapia muy eficaz para aliviar el dolor causado por la fibromialgia.

El apoyo emocional y la educación sobre la enfermedad son fundamentales para ayudar a los pacientes a gestionar su salud de manera efectiva y a adaptarse a los desafíos que puedan surgir.

 

Conclusion:

La fibromialgia es una condición compleja que requiere un enfoque multidisciplinario para el tratamiento. Si sufres de fibromialgia, es importante trabajar en estrecha colaboración con un equipo de atención médica, que incluye a un osteópata, para desarrollar un plan de tratamiento que se adapte a tus necesidades individuales.

 

Si te gustaría obtener más información sobre la fibromialgia o su tratamiento, no dudes en contactarnos. Estamos aquí para ayudarte en tu camino hacia una vida más saludable y libre de dolor.

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?